Las empresas andaluzas, entre las que aplican más recargos extras a las facturas impagadas

empresas-andaluzas-facturas-impagadas

¿Qué relación tienen las empresas andaluzas y las facturas impagadas?

Tras nueve años de la puesta en marcha de la modificación de la Ley de lucha contra la morosidad, el 54% de las empresas andaluzas sigue aceptando plazos de pago más largos a los establecidos inicialmente. Así lo dice el Informe Europeo de Pagos, elaborado por Intrum, compañía dedicada a la gestión y prevención de impagos.

Este hábito viene motivado, en muchos casos, por la falta de conocimiento de la directiva europea antimorosidad. Ésta fija un límite de pago de 60 días para empresas y 30 para las administraciones públicas.

Sin embargo, el desconocimiento normativo no afecta solo a los plazos de pago, también a la aplicación de los derechos que otorga. Según refleja este informe, en el que han participado más de 12.000 empresas de 29 países de Europa, el 33% de las empresas andaluzas reconocen hacer uso, en algunas ocasiones, del derecho de aplicar intereses de demora a las facturas impagadas. Es un 14% más que el promedio nacional (19%).

Andalucía, segundo lugar tras Castilla La Mancha

Únicamente superadas por las empresas manchegas (40%), las compañías andaluzas ocupan el segundo puesto en la aplicación de este punto de la directiva.

Tal directiva, establece que los acreedores con facturas impagadas pueden reclamar 40 euros a su proveedor a modo de indemnización por la gestión del cobro de la deuda.

Seguidamente, se sitúan las compañías del País Vasco, donde un 30% asegura aplicar esta medida; opción por la que también optan el 26% de las empresas aragonesas y el 25% de las murcianas.

Situación diferente es la que se observa en regiones como Madrid. Una comunidad en la que las pérdidas por impago de las compañías ascendieron al 1,9% de sus ingresos anuales y, aun así, solo el 14% de las organizaciones penalizan a sus proveedores por los retrasos en los pagos, el mismo porcentaje que en Cataluña.

España, entre los países europeos en que menos empresas aplican intereses de demora a las facturas impagadas

Aunque son muchas las empresas españolas que dicen estar familiarizadas con la directiva europea antimorosidad, concretamente un 40%, según el Informe Europeo de Pagos, solo el 5% incorpora siempre el recargo de 40 euros, y un 14% lo hace en algunas ocasiones.

La suma de ambas cifras implica que el 19% de las empresas españolas hace uso del derecho de aplicar intereses de demora a las facturas impagadas, un 15% menos que el promedio europeo (33%).

Esta cifra sitúa a España entre los 11 países europeos que menos uso hacen de este derecho recogido en la directiva europea antimorosidad.


Te puede interesar: La tecnología andaluza de Control de los Campos Magnéticos llega a Latinoamérica, Japón y Australia tras conquistar al mercado estadounidense


A nivel europeo, España se encuentra casi al mismo nivel que Finlandia en lo que a utilización de recargos se refiere si se tienen en cuenta tanto a las empresas que siempre aplican el recargo, como a aquellas que lo hacen en algunas ocasiones. Así, España supera ligeramente a países nórdicos como Suecia o Noruega, donde tan solo el 15 y 14% de sus empresas aplica un recargo de 40 euros a las facturas impagadas.

Por contra, en nuestro país vecino, Portugal, 4 de cada 10 empresas aplican este interés, siguiendo el ejemplo de alemanes (44%), franceses (47%) o italianos (55%). Estos últimos, son los que más uso realizan de este punto de la directiva europea, solo por debajo de los suizos, con un 58% de empresas que aplican intereses de demora a las facturas pendientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *