Andalucía será la quinta autonomía donde más se incremente el empleo esta Semana Santa: un 5,6%

empleo-semana-santa-andalucia malaga

Los últimos datos de paro en nuestro país continúan siendo positivos y señalan, un mes más, una tendencia al alza en el empleo. Durante el mes de febrero[ se han contabilizado 18.363.514 personas ocupadas y la afiliación media ha crecido en 81.483 personas con respecto al mes anterior, según los datos que dio a conocer el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Los próximos meses se prevén también positivos, especialmente con la llegada de la Semana Santa, con la que dará comienzo una nueva campaña de contratación, aunque, se espera que no sea tan potente como la de años anteriores en términos de incrementos interanuales, debido en parte, al mayor refuerzo de las plantillas en los últimos años, que hacen que no se necesiten tantas contrataciones adicionales.

En esta línea, Adecco, líder mundial en gestión de recursos humanos, estima que se realizarán más de 159.400 contratos en la próxima Semana Santa en todo el país, lo que supone un incremento interanual del 4,2%]. En el caso andaluz, el incremento esperado es mayor pues se estima que las contrataciones crezcan un 5,6% superando los 18.480 empleos en la región.

Lo cierto es que existen regiones que, por su componente claramente turístico, generarán una cifra muy elevada de contratos con un incremento superior a esta media, gracias en parte al aumento del turismo tanto nacional como internacional, como es el caso de Andalucía. Otras, en cambio, con mayor generación de riqueza en el sector industrial o el agrario, tendrán menos impacto en sus contrataciones con esta campaña.

Los sectores que más empleo demandarán esta Semana Santa son los vinculados al turismo. Por este motivo, la contratación se incrementará de forma más notable en el sector de la hostelería y la restauración, alrededor de un 9%, y en el sector aeroportuario, un 8%.

Los perfiles más demandados son aquellos que sirven para cubrir las necesidades que exigen los sectores de la hostelería y el turismo. En esta línea, destacan los cocineros, los ayudantes de cocina, los camareros o los camareros de piso. En otros sectores son los perfiles de dependientes, comerciales, azafatos de tierra o teleoperadores los que marcan la contratación de esta temporada.

La Semana Santa en Andalucía

La campaña de Semana Santa siempre deja unos buenos datos económicos en Andalucía, tanto a nivel de ocupación hotelera, de visitas de turistas extranjeros y de generación de empleo. Es por eso que, este año, las previsiones apuntan a que en la comunidad se generarán algo más de 18.480 contratos vinculados a esta campaña, lo que supone un incremento interanual de un 5,6% (el quinto más importante entre todas las autonomías).

Aunque en cada provincia andaluza, la campaña será de una manera distinta. Por ejemplo, Sevilla liderará la contratación con la firma de casi 5.500 contratos, que suponen un avance de un 7% interanual. Un 6,5% y un 6% crecerán Málaga y Almería (casi 2.500 y 1.250 contratos, respectivamente) y un aumento de un 5,5% es lo esperado en la provincia de Cádiz (2.460 puestos).

Un 5% se incrementará la contratación en Huelva, rozando los 4.410 contratos. Un 4% y un 3% serán los crecimientos en las provincias de Córdoba y Granada (aunque en la primera no se superarán los 675 contratos y en la segunda se espera alcanzar algo más de 1.330) y, por último, Jaén espera realizar las mismas contrataciones que un año atrás, con 400 empleos.

La Semana Santa en el resto del país

Por comunidades autónomas, será Cataluña la que genere un mayor número de puestos de trabajo, pues en ella se firmarán casi 29.000 contratos. Le seguirán la Comunidad de Madrid, con más de 22.700, la Región de Murcia, que se quedará cerca de las 21.800 contrataciones, Andalucía, con algo más de 18.400 – como acabamos de ver-, y la Comunidad Valenciana, que en la Semana Santa de 2019 superará los 18.000 contratos.

Sólo en estas cinco comunidades autónomas se realizarán casi 110.000 contratos. Es decir, 7 de cada 10 empleos que se crearán en Semana Santa tendrán lugar en Cataluña, la Comunidad de Madrid, la Región de Murcia, Andalucía o la Comunidad Valenciana.

Esta situación se puede explicar por el alto valor turístico de estas comunidades autónomas, que son las que reciben un mayor número de turistas a lo largo del año y, especialmente, en temporadas como la Semana Santa, unido al hecho de que son regiones en las que se agrupa un gran porcentaje de población ocupada.

A continuación, aparecen Castilla y León, que firmará cerca de 8.000 contratos, País Vasco, que estará rondando los 7.500, Galicia, con algo más de 6.750 contrataciones, y Aragón, con poco más de 5.550. Por debajo de los 5.400 empleos, pero sin bajar de los 4.300, se encontrarán las regiones de Canarias, Castilla-La Mancha y Navarra.

Por el contrario, Extremadura será, una vez más, la autonomía que menos empleos genere en esta campaña, sin llegar a alcanzar los 380 contratos. Inmediatamente por encima de ella se encuentra Baleares, con más del doble de empleos. Cerca de ellas se situarán La Rioja, con casi 1.200 contratos, Asturias, con prácticamente 1.450, y Cantabria, con alguno más de 2.870.

Si se tiene en cuenta el incremento interanual del número de contratos vinculados a la Semana Santa de este año con respecto a la del año anterior, el orden de las comunidades autónomas varía notablemente.

Así, Cataluña se sitúa este año a la cabeza, con una subida del 6,5%. Le siguen Galicia, con un incremento interanual del 6,4% (apenas una décima de diferencia con la autonomía catalana), la Comunidad de Madrid y Castilla y León, con un 6% y un 5,8%, respectivamente, y Andalucía, donde se espera un incremento de un 5,6% (el quinto más elevado a nivel autonómico).

En línea con la media nacional, que es del 4,2%, se encuentran Cantabria (5%), la Región de Murcia (4%) y Extremadura (3,1%). Ya por debajo de ellas, aparecen las autonomías de Baleares (2,5%) y Castilla-La Mancha (2,4%).

En el 2% de incremento y por debajo se encuentran el resto de regiones – Canarias, Asturias, La Rioja, la Comunidad Valenciana, Aragón y el País Vasco- experimentando el menor incremento Navarra, que se quedará con las mismas contrataciones que tuvo en la misma campaña de 2018.

El turismo, también clave en Semana Santa

España es, sin duda, un país tradicionalmente turístico, especialmente en épocas como el verano y la Semana Santa. Por este motivo, son los sectores relacionados precisamente con el turismo los que presentan mayor demanda de trabajadores en estas fechas. Y más, cuando las previsiones de ocupación hotelera son tan optimistas para la próxima campaña.

La hostelería y la restauración constituyen el sector que más empleo generará en esta campaña. Además, es también uno de los sectores que experimentarán un incremento interanual mayor, cercano al 9%, gracias a la demanda de perfiles como los camareros, los camareros de pisos, los ayudantes de cocina, los cocineros o el personal de office.

El sector aeroportuario prevé un incremento del número de viajeros en esta campaña. Por ese motivo, la contratación en este sector podría crecer un 8% con respecto al pasado año. Los perfiles más solicitados para cubrir este aumento de la demanda serán los vendedores, los comerciales y los azafatos.

Otros sectores, aunque no están íntimamente ligados a la Semana Santa, indirectamente se ven favorecidos por el aumento del consumo, en parte promovido por la afluencia de turistas en todo el territorio.

Entre esos sectores se encuentra el de contact center, que reforzará sus plantillas con profesionales como los teleoperadores, los gestores de cobro y, principalmente, los comerciales telefónicos. En total, este sector podría crecer hasta un 5% interanual.

También nos encontramos en esta línea el sector de alimentación que, con el crecimiento del consumo, deberá ampliar sus plantillas para hacer frente a picos de producción. Con respecto a 2018, este sector contratará un 4% más en esta campaña.

En una situación similar se encuentra el sector de distribución y retail. Ante la llegada de turistas, los grandes centros de distribución incrementan sus ventas, lo que les obliga a reforzar sus recursos humanos. Este año, además, sus previsiones señalan un repunte de la contratación cercano al 3% interanual.

Por último, la logística y el transporte contratarán un 4% más que en la campaña de 2018. Por este motivo, los mozos de almacén, los preparadores de pedidos, los carretilleros y los administrativos serán otros de los perfiles más demandados en esta época.

Y aunque no sea un sector vinculado al turismo y a la campaña de Semana Santa, en provincias andaluzas como Almería o Huelva, las campañas hortifrutícolas que están en marcha o empiezan a estarlo también impulsarán las contrataciones en el sector agrario durante estas fechas.

El perfil del demandante de empleo

Desde hace unos años, el perfil del demandante de empleo ha dejado de ser casi exclusivo de jóvenes estudiantes que aprovechaban las vacaciones para conseguir un dinero extra. Ahora este colectivo ha quedado desplazado por otros debido a la todavía elevada tasa de desempleo que ha generado la situación económica de España.

Así, los consultores de selección de Adecco han detectado una gran heterogeneidad en el perfil de los demandantes de empleo en campañas puntuales como la de Semana Santa que, en la mayoría de los casos, comparten su situación de parados. Por eso, además de los estudiantes, se suman amas de casa, parados de larga duración, jóvenes con formación académica media o alta y jóvenes no cualificados.

Los expertos, por tanto, coinciden al afirmar que todos los tipos de perfiles aprovechan estas fechas para encontrar un empleo, conscientes de la mayor demanda de profesionales en Semana Santa, para aportar unos ingresos extra a la unidad familiar.

Conocimiento de idiomas, requisito esencial

Como consecuencia de un turismo cada vez más internacional, los trabajadores con conocimientos de idiomas serán los más demandados por las compañías en esta campaña.

Es el caso del sector turístico, donde el dominio de la lengua inglesa ya no es suficiente garantía para encontrar empleo, pues cada vez es más común el requisito de un segundo o tercer idioma (generalmente el alemán, el chino o el ruso), para atender la afluencia de visitantes procedentes de estos países, cada vez más frecuente en nuestro país.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *